CRONICA
Volver
 

Desarrollan investigación sumaria para determinar responsabilidades en muerte de guanacos

A raíz de la muerte de guanacos ocurrida a la altura del kilómetro 768 de la Ruta 5 Norte, distante a 25 kilómetros al sur de Copiapó, producto de las vallas colocadas en el lugar como parte de los trabajos de construcción de la doble vía que unirá a Vallenar y Caldera, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de la región de Atacama estableció el desarrollo de una investigación sumaria a fin de determinar las responsabilidades que le caben a la empresa responsable de la ejecución del proyecto. Al respecto, el director regional del SAG, Víctor Ramírez, indicó que dicho organismo instruyó la inmediata investigación luego de recibir la denuncia que dos guanacos fueron encontrados muertos tras enredarse en alambres de la cerca que bordea la construcción de la doble vía, lo que hizo que los ejemplares murieran desangrados al no poder escapar. Ello, por cuanto el SAG tiene como misión principal, facultada por la Ley de Caza, “la protección de especies que son vulnerables y que están en condición de peligro de extinción, como es el caso del guanaco”. Agregó que, al enterarse de esta situación, el SAG ordenó el inmediato “levantamiento de un acta de situación de denuncia contra la empresa concesionaria”, con objeto de determinar su responsabilidad en el hecho, toda vez que el proyecto en cuestión contemplaba que, a lo largo del cerco, se debían disponer de pasos habilitados para el tránsito de estos animales. El directivo explicó además que, en este caso, el Comité Operativo de Fiscalización de la Comisión Nacional del Medioambiente “determinó los lugares de paso y factibilidad a través de las obras”, a lo que se suma que tanto dicho organismo como el Ministerio de Obras Públicas tienen facultad para avalar que la empresa cumpla con lo dispuesto en el proyecto y lo aprobado en el estudio de evaluación de impacto ambiental. Ramírez indicó además que es tarea del Comité operativo regional de biodiversidad –integrado por diversos organismos públicos tales como Conama, SAG, Sernapesca, Conaf, entre otros- determinar “las medidas aplicables, a través de Conama, en este caso”, que es de interés investigar “a fin de evitar futuras causas por hechos similares”. De igual modo, ante lo ocurrido en dicho lugar –donde también se ubica el Parque Nacional Llanos de Challe-, Ramírez explicó que de acuerdo a los resultados de la investigación que el SAG lleva adelante, la empresa se expone a “una multa de 150 Unidades Tributarias Mensuales (UTM)”, sanción que podría hacerse efectiva de acuerdo a lo establecido en el trabajo en terreno mediante una resolución institucional enviada a la empresa. Finalmente, Ramírez reiteró el compromiso del SAG con la pronta resolución de este caso, considerando la alta presencia de guanacos en el sector, razón por la cual reforzará acciones preventivas considerando la importancia en la adopción de las medidas pertinentes, especialmente por los estamentos competentes en el tema de la protección animal, para que situaciones como esta no se repitan, tomando en cuenta que el guanaco es una especie protegida y en peligro de extinción y que la Conaf habría advertido a la empresa concesionaria del riesgo que corrían dichos ejemplares al menos con un mes de anticipación.

 

 


Volver